sábado, 21 de abril de 2012

Van cuatro meses...

 
...y todavía quedan tres años y ocho meses.

2 comentarios:

Caótica dijo...

Se nos va a hacer eterno :'(

Antón Percal dijo...

A esta velocidad, en 3 años y 8 meses Diego puede romper más jarrones que los que se pueden pegar en toda una vida.
Saluz!