jueves, 28 de agosto de 2008

Monty Python's: Bicycle repairman

el cambio climático, ese maldito demonio

Llegó un día en nuestras vidas, en nuestra historia, en que apareció un término: el cambio climático. Al principio fue cosa de unos pocos científicos, llamados snobs, catastrofistas o simplemente locos. Luego el término se fue extendiendo hasta el punto de convertirse en algo cotidiano. Debido al cambio climático las cigüeñas no emigran, llueve menos o más o los limoneros florecen cuando no deberían. Pero también llega más allá: el hombre pierde calidad en su esperma, las sandias tienen más pepitas, luego tienen menos pepitas, cambia el ánimo de la gente y llegas tarde al trabajo por culpa del cambio climático… Lo último, UN ESTUDIO CIENTÍFICO JAPONES publicado en la revista Polar Biology. Lo recoge Europa Press y yo lo leí en el diario ADN (noticia completa). Nos dice:

Las ballenas minke pierden gran cantidad de grasa corporal por el cambio climático.

Pues así nos lo dice, el titular parece bastante claro. Leemos la noticia y entramos en detalles. Lo primero que vemos es que con ello, los japoneses pretenden justificar la pesca por motivos gastronómicos, sociológicos y económicos, perdón, se me escapó, quise decir fines científicos, de ballenas. Lo bueno, es que por más que leemos la noticia, no aparecen las causas de la ya nombrada pérdida de grasa corporal por ningún lado (recordemos que era por culpa del cambio climático). Por fin aparece, casi en el último párrafo (vemos que es importante) y dice:

Según cuentan, la repoblación de las ballenas jorobadas en el Antártico ha dañado mucho a la ballena minke, debido a la competencia entre ambas especies por la comida. Así, la ballena minke habría adelgazado de manera alarmante en los últimos 20 años.

Dios mío!! Mira tú quién era el Sr. Cambio Climático: La ballena jorobada. Maldita!!

Así que entonces, la repoblación, que según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua es: Acción y efecto de repoblar, es la causa del mal.

Analicemos entonces esto: Si es repoblación, quiere decir que ya estaban antes. Lo que es lo mismo, que ya competían antes por el alimento. Y la competencia entre especies, es el auténtico mecanismo de equilibrio y conservación de ambas.

Qué demonios es este estudio??!!! Este estudio, al menos así presentado, es una auténtica burla, como la caza de las ballenas.




domingo, 24 de agosto de 2008

de pata...


.

miércoles, 20 de agosto de 2008

Alabamos al coche sobre todas las cosas, ¿ah no?

Hoy me hago eco de una noticia del diario Última Hora de Menorca, que llegó a mi a través del blog Ni nuclear ni otras, gracias y que sirve de claro ejemplo de lo que está ocurriendo en todas nuestras ciudades, villas y pueblos. ¿seguro que es lo que queremos?


Devolver las calles a la gente


Publicado en UH Menorca el 16-8-08


Cuando yo era niño —de eso hace unos treinta años— la Avenida de Menorca de Mahón no necesitaba de coches aparcados en batería, ni había un párking subterráneo bajo la Plaza de la Esplanada; ni problemas de aparcamiento. Como tampoco había vías de ronda; que tampoco hacían falta porque no había tantos coches. Entonces jugaba en plena calle, a las canicas, al tenis, o a lo que se nos ocurriera. Hoy nada de lo construido estos años pasados ha logrado reducir la presión del tráfico en cada una de las calles, sino todo lo contrario.

Por aquellos años, la Contramurada de Ciutadella era la vía principal del pueblo. Con el tiempo y nuestra insistencia se vio atascada por los coches y se decidió hacer una pequeña vía de ronda por el Canal Salat. Pronto se vio saturada la nueva vía e hicieron otra, la vía de ronda moderna. En Ciutadella tampoco había problemas de aparcamiento hasta hace muy pocos años, y los niños también jugábamos siempre en la calle. Cuando se empezaron a atestar las calles de coches aparcados, se construyeron aparcamientos (el de detrás de OAR, el de detrás de Es Molí…) y se repararon calles y abrieron nuevas, siempre pensando en el espacio para los automóviles. Hoy algunos piensan en nuevos parkings y nuevas vías.

Leo ahora en la prensa que el Camí de Maó de Ciutadella necesita dar paso a aparcamientos, en batería —es decir, con los morros de los coches sobre la acera—, en detrimento de un sentido de circulación que será desviado a otras calles. Más aún: los ansiados carriles bici tendrán que esperar, los aparcamientos son lo más importante, los coches son lo más importante, por encima incluso de los que desearían ver las calles devueltas a la gente de a pie, por encima de la situación energética y económica internacional que no invita a aumentar parques móviles.

Pónganse más aparcamientos, amplíense carreteras, organícese más el tráfico favoreciéndolo, y entonces habrá cada vez más coches y más grandes. El Camí de Maó convertido en una extensión peatonal del Carrer de Maó sería quizás el primer paso valiente pero consciente para romper la dinámica automotriz en la que está inmersa Ciutadella (de todas maneras parece que van a fastidiar a los vecinos de las calles adyacentes se haga lo que se haga, a eso hemos llegado desgraciadamente), dinámica que es la misma que la de todos los demás pueblos de la isla, tal como lo confirmaba la reciente noticia de la media de coches por habitante, de auténtico record mundial en casi todos los municipios.

martes, 19 de agosto de 2008

«o seu futuro será en bicicleta ou non será».

Esta es una noticia que salió en La Voz de Galicia el 15 de agosto en referencia al pregón que el dia anterior y con motivo de las Fiestas de San Roque '08, dió Carlos Blanco. ¿acaso algo empieza a cambiar?


O fillo de Sinda volve á bici

San Roque arrincou onte con sorrisos, aplausos, algunha que outra bágoa e reivindicacións: arrincou con Carlos Blanco

Autor: María Santalla 15/8/2008

Percorreu Vilagarcía como adoitaba facelo de neno: en bicicleta. E así chegou onte a Ravella. Pero o que non se imaxinaba aquel rapaz que un día pedaleaba polas Bocas, por Rubiáns, por Vilaxoán ou por Carril, é que algún día entraría na Casa Consistorial flanqueado pola banda de música e escoitando os acordes do pasodobre Triunfo -«ben tocado, rapaces», dixo despois á banda-.

Pero ocorreu. E onte Carlos Blanco leu o pregón co que se iniciaron as festas de San Roque. Por un momento volveu ser «ou fillo de Sinda, a dás las», e «o fillo de Manolo». Para el «Vilagarcía é mamá». E por iso emocionouse cando recordou esa vella Vilagarcía que percorría en bicicleta.

Esa Vilagarcía á que segue regresando con frecuencia, pero que xa non é igual. A de hoxe é «a dous atascos, a dás horas punta, a dos mercadillos e dás grandes superficies, a dos auditorios e tanatorios e os McDonald's». é, tamén, unha Vilagarcía «que ben merece ser vivida en bicicleta», porque o seu futuro «será en bicicleta ou non será».

Escoltado polos benxamins, dende o balcón de Ravella Carlos Blanco falou da súa familia porque, á fin e ao cabo, se non fose polo clan Blanco «a ver que farían os da prensa local». E lanzou a Antón Paz o empuxón dos seus veciños para esa loita que inicia hoxe por conseguir a gloria olímpica.

Reivindicou tamén o medio ambiente e o apelido de Vilagarcía: Arousa. Falou dos depósitos e das verteduras en Sálvora e invitou aos vilagarciáns a non esquecer nunca que son de mar e a pelexar por esa ría «que nos dá vida e traballo e que nos trae a morte tantas veces, tabaco, coca, toda esa morralla».

Pero a de hoxe é, tamén, unha cidade -perdón, unha vila, porque «non somos cidade nin falta que nos fai»- gobernada por unha muller, «que xa era hora». Unha «amiga» pola que se interesou e sobre a que oíu «de todo», ata a alguén que lle preguntou «se a alcaldesa nova era ese señor de bigote que vai a todos os actos», en alusión a Castro Raton.

Blanco finalizou ese «percorrido emocional» por Vilagarcía invitando a gozar da festa, da auga, dos concertos ou das procesións. «Quero ver, un ano máis, esa Vilagarcía de festa rachada e zona húmida a ritmo do pasodobre Triunfo ». Coa imposición na súa solapa de insignia da cidade e cos fogos de artificio, pero sobre todo co aplauso, coas risas e coa emoción da súa xente, finalizou o pregón de Carlos Blanco , «ou fillo de Sinda e de Manolo». Comezaban, a esa hora, dez días de festa rachada en Vilagarcía.

Versión en castellano

miércoles, 6 de agosto de 2008

pata choca

video